OBJETIVOS

Nuestro Proyecto de Investigación considera imprescindible profundizar en el desarrollo sostenible como un elemento transversal de la protección del medio ambiente. Se trata del verdadero eje vertebrador de las políticas comunitaria, estatal y autonómica sobre la materia. Nuestra trayectoria, desde hace más de diez años, avala nuestra dedicación plena a todos los factores sectoriales de protección del entorno, como la protección de las aguas, de los espacios protegidos, de la atmósfera o frente a catástrofes naturales.

Fuimos pioneros en tratar la defensa del medio ambiente como un derecho subjetivo susceptible de tutela diferenciada y autónoma ante los Tribunales y en elaborar un marco jurídico para los acuerdos voluntarios en España. Consideramos, por otra parte, que el núcleo objetivo del desarrollo sostenible se encuentra en la ordenación del territorio y el urbanismo, como marco imprescindible en el que plasmar la conexión entre desarrollo y uso sostenible y adecuado de los recursos naturales.

Resulta, además, imprescindible una mirada concreta a las políticas futuras sobre biodiversidad y sostenibilidad, tal y como aparecen recogidas en sendas Estrategias Nacionales que se encuentran a punto de echar a andar. Entendemos que un estudio jurídico-administrativo de ambas resulta necesario como forma de poner en equilibrio los intereses generales de conservación y desarrollo y los particulares de los concretos ciudadanos implicados.

Por último, nos parece muy adecuada la investigación sobre fórmulas alternativas para la resolución de conflictos ambientales. La justicia contencioso-administrativa sufre uno de los peores retrasos de su historia, por lo que propugnamos que debería fomentarse el estudio de mecanismos paccionados o arbitrales que permitan pacificar el complejo problema de la armonización de los intereses generales y los particulares, como paso previo imprescindible para la elaboración de políticas públicas ambientales socialmente más aceptadas. En este sentido, la elaboración paccionada de los reglamentos tendría consecuencias beneficiosas para establecer estándares de protección ambiental asumibles por las empresas o sectores económicos concernidos.

Nuestras líneas de Investigación son las siguientes:

1) Desarrollo sostenible: la inminente aprobación de la Estrategia Española para el Desarrollo Sostenible y el aumento de la contaminación atmosférica por ozono y gases de efecto invernadero en España nos proponemos los siguientes objetivos: el estudio de un enfoque integrado de desarrollo sostenible y urbano, basado en la ordenación del territorio y el urbanismo; el empleo de la mejor tecnología disponible por las empresas ; y la flexibilización de los instrumentos de intervención pública, apostando por la regulación tradicional pero también por el uso de los novedosos acuerdos ambientales, permisos integrados de contaminación y contratos de compra-venta de derechos a emitir , regulados, respectivamente, en el Real Decreto 283/2001, de 16 de marzo, por el que se modifican determinados artículos del Reglamento del Impuesto sobre Sociedades en materia de deducción por inversiones destinadas a la protección del medio ambiente, Ley 16/2002, de 1 de julio, de prevención y control integrados de la contaminación, y la Directiva sobre comercio de emisiones de gases de efecto invernadero, de 2.003.

2) Dentro de las técnicas y métodos promotores de un desarrollo sostenible, continuaremos en la línea ya emprendida años atrás, con el análisis jurídico del equilibrio entre desarrollo económico y medio ambiente, con especial atención a la evolución jurisprudencial que se produzca en estos años. Asimismo, pretendemos analizar el grado de aplicación de la Ley 4/1.989, de Conservación de los Espacios Naturales Protegidos y de la Flora y Fauna Silvestres, en cuanto a la planificación medioambiental, una vez superados los diez años desde su aprobación. Se prestará especial atención a dos cuestiones muy relevantes para la sostenibilidad: la aprobación, para los parques naturales, de los Planes de Desarrollo Integral, que permiten un desarrollo armónico de las áreas de influencia de cada espacio; los Planes de Recuperación aprobados para proteger a las poblaciones en peligro de extinción, con base en lo previsto en el art. 31.2 de la Ley 4/1.989.

3) Uso prudente y racional de los recursos naturales: este objetivo está recogido en el reciente proyecto de Constitución Europea de julio de 2.003, art. III-129.1. c), y, en lo que hace a la producción de energía, supone una apuesta clara por las energías renovables (art. III-157). Nuestro objetivo será establecer un marco regulador común para la producción de energía en España, indiferentemente de que sea renovable o no, prestando especial atención a la tarificación de la energía renovable y a la compatibilidad de las medidas de fomento actualmente existentes con los principios del derecho Comunitario y Administrativo derivados de la libre competencia. Nos planteamos igualmente la posibilidad de proponer desarrollo autonómicos de la normativa estatal sobre energía, aclarando los procedimientos administrativos de instalación y funcionamiento de las plantas de producción de energía renovable.

4) Los avances tecnológicos pueden suponer un desafío y una ayuda para la protección del entorno. Por un lado, es evidente que el progreso puede manifestarse en un crecimiento desorbitado y desproporcionado de las ciudades y de todo lo que ello lleva implícito (ruido, vibraciones, insomnio, etc.), pero, por otro, parece incompatible hablar de desarrollo tecnológico sin que éste considere la faceta ambiental del progreso. Es por esta razón por la que nos proponemos estudiar la forma de conciliar el estado de la ciencia en cada momento con los niveles de exigencia ambiental impuestos por los instrumentos públicos a las empresas y a los ciudadanos; o incluso estudiando la viabilidad de esbozar en un instrumento jurídico que evaluara el impacto ambiental de un determinado avance tecnológico, que debería pasarse preceptivamente con carácter previo a la aplicación de una nueva Best Available Technology.

5 ) La despoblación del campo y el todavía sensible aumento de la población urbana nos lleva a considerar el medio ambiente de las ciudades como el objeto principal de estudio transversal de nuestro Proyecto de Investigación, analizando la adecuación al mismo del marco jurídico de protección de calidad de las aguas, de la contaminación atmosférica, de las políticas autonómicas de ordenación del territorio... y a integrar en los planes generales de ordenación urbana (PGOUs) la faceta ambiental, que ha de primar sobre las demás . El turismo y la conservación del patrimonio cultural (monumental y urbano) han de ser considerados igualmente en nuestras líneas de investigación para conciliarlos con la sostenibilidad del entorno urbano.

6) La realización de las grandes obras públicas de transporte es una política básica de toda Administración, sobre todo de la Estatal y la Autonómica. La movilidad laboral que se exige a los trabajadores, el alto precio de la vivienda, que empuja a la población a los aledaños de los núcleos urbanos, y la complejidad social de la vida moderna nos mueve a plantearnos el estudio ambiental de las grandes redes de transporte , tanto en su fase previa (evaluación de impacto ambiental de la construcción en sí), como durante su funcionamiento.